fbpx

¡Llámenos para una consulta gratis!

+1 (225) 963 9638

Testimonio de testigos oculares

El testimonio de los testigos presenciales es una prueba esencial en un caso penal. En algunos casos, esas pruebas pueden pesar tanto al condenar o absolver a la persona acusada. Por lo tanto, es necesario impugnar las pruebas de testigos oculares o presenciales para garantizar su credibilidad.

En sus esfuerzos por garantizar que los testimonios de testigos oculares sean creíbles, el acusado debe impugnar eficazmente las declaraciones de testigos oculares. Por lo tanto, es importante buscar la representación de un abogado penalista experimentado y cualificado, capaz de probar y presentar pruebas que garanticen los derechos del acusado y la integridad del caso, impugnando el testimonio de los testigos oculares.

¿Qué es el testimonio de testigos oculares?

El testimonio de testigos oculares es una pieza de prueba testimonial dada por un testigo con base en su relato de primera mano del crimen. Este testimonio debe basarse únicamente en lo que han observado personalmente y pertinente y valioso para la investigación o el procedimiento.

En virtud de esta norma, los testigos en una causa penal ofrecen testimonios de primera mano e identificación con base en su memoria del acontecimiento.

¿Quién puede dar testimonio de testigos oculares en un caso penal?

Por lo general, un testigo presencial tiene un relato de primera mano sobre la observación de un acontecimiento y puede dar su descripción de primera mano de lo que habían presenciado.

El artículo 744 del Código de Procedimiento Penal de Luisiana define a un «testigo» como «una persona cuyo testimonio es relevante y material y deseado en cualquier procedimiento o investigación de un gran jurado o en una acción, proceso o procedimiento penal».

Por lo tanto, un testigo ocular que puede declarar en un caso penal ha observado personalmente un acontecimiento que es relevante para el caso. Puede tratarse de alguien que haya visto u escuchado el delito en el momento en que se produjo o que haya revisado ampliamente un vídeo del delito y pueda dar cuenta de lo que ha observado, que es relevante para el caso.

¿Se permite a los acusados impugnar el testimonio de testigos oculares para el Estado?

Absolutamente.

Todos los casos penales ofrecen a los acusados el derecho a presentar un caso en virtud de la protección fundamental del debido proceso legal, que incluye la impugnación del relato de los testigos oculares mediante la presentación de pruebas que apoyen su inocencia o desacrediten la credibilidad de los testigos oculares o su testimonio.

La necesidad de impugnar el testimonio de testigos oculares es especialmente cierto si el caso del Estado se basa principalmente en pruebas circunstanciales. Según dictaminó el Tribunal Supremo de Luisiana en el caso Estado de Louisiana Vs. Michael Young, «asumiendo que se prueban todos los hechos que las pruebas tienden a probar, para condenar, [las pruebas circunstanciales] deben excluir toda hipótesis razonable de inocencia» cuando el caso del Estado se basa en pruebas circunstanciales. Este fallo impuso que el Estado está obligado a negar cualquier probabilidad razonable de identificación errónea, lo que incluye que el acusado presente pruebas que refuten el relato del testigo ocular.

Dado que los relatos de los testigos oculares suelen tener un peso sustancial en un caso penal, especialmente en los casos que se basan en pruebas circunstanciales, es perjudicial para el sistema de justicia que ese testimonio no sea creíble.

Por lo tanto, los relatos de los testigos oculares deben ser probados y rebatidos por la defensa para considerarlos fiables.

¿Cuáles son las posibles defensas al testimonio de testigos oculares en casos penales?

Aunque los relatos de testigos oculares reciben peso en un caso penal, no son necesariamente 100% creíbles y fiables en todo momento. Por lo tanto, el acusado tiene las siguientes estrategias de defensa para impugnar el testimonio de un testigo ocular:

  • Sesgo de testigo

La defensa puede impugnar al testigo por parcialidad, ya sea que se trate personalmente del acusado o de la calidad del acusado. Dicha cualidad puede incluir el género, la raza, la apariencia u otros factores que contribuyan a una posible razón para que el testigo discrimine al acusado o cualquier otro motivo ulterior.

  • Desafío de la visión

El relato de los testigos oculares podría basarse exclusivamente en lo que el testigo ha visto. Sin embargo, las barreras a la percepción podrían afectar lo que el testigo ocular vio o cree que vio. Estos obstáculos pueden incluir la iluminación, las obstrucciones a la visión, el tiempo mínimo de presenciar el suceso para formarse una identificación adecuada, la distancia del suceso o incluso los problemas de visión del testigo. Estos factores podrían afectar significativamente la calidad del testimonio de testigos oculares.

  • Reto auditivo

Al igual que el desafío visual, un relato de un testigo ocular puede depender en gran medida de lo que escucharon. Por lo tanto, la audiencia de los testigos debe ser cuestionada para exponer cualquier posibilidad de que existan discrepancias en lo que escucharon y declararon.

  • Lapso en la memoria

Por lo general, existe un período significativo entre el delito y el juicio real cuando se da el testimonio. Este lapso de tiempo puede afectar a la memoria del testigo ocular sobre lo que ha presenciado y lo que está declarando.

Otra cuestión que puede afectar a la memoria de un testigo son las influencias externas. Dichas influencias externas pueden ser otras personas que discutan el caso con el testigo o que lo rodeen, ya sea su opinión personal o el relato de los hechos y la cobertura informativa.

Además, la emoción del testigo también podría afectar a la exactitud de su relato de los hechos, especialmente si se encontraba bajo un estado emocional elevado o bajo estrés durante el delito.

Además, deberían estudiarse posibles problemas de memoria o traumatismo craneal, ya que podrían afectar negativamente el testimonio de un testigo.

Incluso si el testigo repite su relato ante la audiencia del gran jurado, su versión anterior puede no ser necesariamente totalmente correcta o creíble.

  • Identificación

Para evitar identificaciones ilícitas que puedan conducir a condenas injustas, el gobernador John Bel Edwards firmó el proyecto de ley 38 de la Cámara de Representantes el 23 de mayo de 2018. Esta ley obliga a las agencias policiales de Lousiana a implementar procedimientos de testigos oculares con base en las mejores prácticas para poner coto a las condenas injustas. Algunas de estas mejores prácticas incluyen la administración a ciegas de las alineaciones fotográficas, las instrucciones adecuadas a los testigos oculares, la composición adecuada de las alineaciones de manera que todos los miembros de la alineación coincidan con la descripción del autor proporcionada por el testigo ocular, las grabaciones de vídeo o audio de los procesos de identificación, o la obtención de declaraciones de confianza del testigo ocular en el momento de la identificación.

No obstante, la identificación de testigos oculares todavía no puede ser fiable y puede producirse errores intencionales y no intencionales. Como se señaló anteriormente, numerosos factores pueden afectar a la fiabilidad de la identificación de testigos oculares. Por lo tanto, los testimonios de testigos oculares deben ser impugnados por la defensa por su credibilidad.

  • Testimonio de testigos periciales sobre identificación de testigos

El 5 de junio de 2019, el gobernador John Bel Edwards firmó el proyecto de ley 226 de la Cámara de Representantes, que permitió a Luisiana permitir el testimonio de expertos en la identificación de testigos oculares en los esfuerzos por evitar condenas erróneas con base en relatos erróneos de testigos oculares. Otros cuarenta y ocho estados y el sistema judicial federal han adoptado una ley similar.

Al permitir que un experto testifique sobre las identificaciones de testigos oculares, el jurado puede escuchar el impacto, las limitaciones y los problemas relacionados con los testimonios de testigos oculares.

Estas defensas permitirían al acusado impugnar la credibilidad del relato de los testigos oculares y garantizar que el testimonio que se utilizará en gran medida para determinar el resultado de la causa sea fiable.

Así, la defensa puede presentar a su perito para cuestionar la exactitud de la identificación del testigo ocular.

La identificación de testigos oculares puede ser una de las pruebas más importantes en un caso penal. Como se señaló anteriormente, los relatos de testigos oculares no siempre son creíbles y están sujetos a parcialidad. Por lo tanto, la integridad de los testigos oculares y la posibilidad de que el acusado presente pruebas para refutar las pruebas en su contra son importantes para garantizar la preservación de la justicia.

Si usted o un ser querido ha estado involucrado en un caso penal en Louisiana, debe hablar con nosotros. Nuestros abogados criminales experimentados tienen un amplio conocimiento en representación del interés de nuestros clientes. Por favor, no dude en llamarnos al (225) 407-0777, o haga clic aquí para contactar con nosotros para programar una consulta gratuita.